Señalizar coche averiado en carretera

Consejos profesionales, De interés
señalizar coche averiado, Señalizar coche averiado en carretera
0

Importancia de Señalizar coche averiado en carretera

Señalizar coche averiado en carretera, en caso de que haya surgido alguna incidencia, constituye una necesidad por la que cualquier conductor puede llegar a pasar. Como en el supuesto de llevar el vehículo a una revisión, conviene tener claras algunas directrices relativas a cómo afrontar la experiencia.

En este aspecto, hay que tener en cuenta que estas señalizaciones vienen precedidas de algún hecho inesperado, lo que siempre supone un cierto riesgo, por la incertidumbre que se genera, que hay que minimizar. Así pues, hay que valorar un protocolo de actuación que se siga de forma pormenorizada. Frente a un problema en la carretera (el del vehículo que tiene que detenerse), no se puede crear otro (el que se ocasiona al resto de usuarios de la vía). Lo que podemos hacer, es:

Detener el vehiculo

En consecuencia, hay que detener el vehículo mediante una maniobra clara y sin brusquedad. Esto implica asegurarse de que esta se podrá realizar sin peligrosidad para el conductor ni para el resto de vehículos que circulan por esa carretera. Es preciso cerciorarse de que haya espacio suficiente, tanto para detenerse como para bajar del coche (básicamente, en el arcén), lo que habrá de hacerse con sumo cuidado.

Encender las luces

Lógicamente, encender las luces de emergencia será una de las acciones previas a la bajada más importantes. El reglamento de circulación obliga, además, a llevar en el vehículos los chalecos reflectantes y triángulos de señalización. Ambos instrumentos contribuyen a ser vistos por los demás conductores con mayor facilidad. Asimismo, estos pueden hacerse una idea, debido al significado de estos elementos, de que se está produciendo una situación caracterizada por su peligrosidad. No se trata solo de recursos que mejoran la visibilidad, sino que también tienen un componente simbólico relevante.

Colocar los triángulos

Obviamente, la colocación de los triángulos ha de realizarse con el máximo esmero y de manera prudente. Estos deben estar a la vista de los conductores. A la vez, deben estar lo lejanos a la incidencia para que resulten de utilidad. Han de estar a 50 metros del vehículo. Y deben ser visibles a una distancia de 100 metros. En las carreteras de un único sentido o dos carriles para cada sentido basta con dejar uno detrás del coche. Pero en las de doble sentido deben colocarse uno por delante y otro por detrás.

Por último, una linterna también ayudará a realizar estas operaciones por la noche.