¿Se puede facturar sin ser autónomo?

Asesoría
asesoría, autónomos, facturar, facturar sin ser autónomo
0
Mesa con papeles, una taza con café y material de oficina alrededor

Muchos emprendedores se plantean si es posible facturar sin ser autónomo de forma legal. Para ello, te explicamos varios factores a tener en cuenta

Antes de facturar sin ser autónomo asegúrate de saber si cumples con todas las condiciones del Estatuto del Trabajo Autónomo. En ese caso, es obligatorio darse de alta en Seguridad Social como autónomo y al igual que en Hacienda para poder facturar. Además, la gestión de alta ha de hacerse primero en el RETA en un plazo de 60 días antes del inicio de actividad que viene marcado por el alta en Hacienda. También se pueden gestionar las dos altas de forma simultánea.

 

Supuestos para facturar sin ser autónomo

 

Existen dos condiciones para poder facturar sin ser autónomo:

  • Que la actividad económica no sea algo habitual
  • Que la actividad no aporte ingresos superiores a los 950€ (brutos) mensuales del salario mínimo, o 13.300€ anuales en 2020.

En casos así sigue existiendo un riesgo de sanción al facturar sin ser autónomo, aunque este es bajo. Por ello, aconsejamos pensarse el ser autónomo pese a que los ingresos sean bajos pero ir por lo seguro realizando un alta en la Seguridad Social.

Por ejemplo, una persona que da clases particulares los fines de semana tiene unos ingresos muy reducidos por lo que en un principio podría facturar sin ser autónomo ya que no llega al ingreso mínimo en comparación con quien trabaja toda la semana. Aún así, la Administración no los diferencia, ya que ambas actividades se hacen de forma continuada en el tiempo, pero no con la misma periodicidad. Al no cumplir los dos requisitos, no podría facturar sin ser autónomo.

Si vas a facturar sin ser autónomo también debes saber que si va a ser la primera vez que serías autónomo o hace ya dos años que no lo eres, podrías acogerte a la tarifa plana de 60 euros al mes durante un año, aunque podría incrementarse según la Comunidad Autónoma. De esta forma podría hacerse el pago más llevadero, además de tener la opción de compatibilizar el paro con ser autónomo y acogerte a subvenciones públicas para reducir el impacto de los gastos iniciales.

 

Cómo facturar sin ser autónomo

 

Debes saber ante todo que si quieres facturar sin ser autónomo no puedes dejar de darte de alta en Hacienda. No hay otra forma de poder hacerlo.

El alta en Hacienda se realiza a través de los modelos 036 y 037 y no tiene ningún coste. Desde ese momento ya podrías empezar a facturar sin ser autónomo. Además, tienes que declarar los ingresos obtenidos por IVA e IRPF de forma trimestral y su resumen anual.

Ten en cuenta que no puedes dejar de pagar impuestos, puesto que las empresas con las trabajes también declararán sus operaciones. Es por esto que si no pagas tus impuestos, Hacienda se daría cuenta fácilmente.

Cuando dejes de facturar sin ser autónomo y hayas cumplido con tus obligaciones fiscales según los requisitos necesarios, debes de darte de baja en Hacienda.

 

Precaución al recurrir a un tercero para facturar sin ser autónomo

 

En las cooperativas de trabajo asociado los trabajadores con proyectos ocasionales y pocos ingresos, dejan de registrarse y confían la labor de facturación a las cooperativas. Desde hace años estas cooperativas de facturación están en el punto de mira de la Inspección de Trabajo procediendo en ciertos casos a la disolución de la cooperativa y, en otros, a poner la lupa sobre los propios cooperativistas y profesionales.

Deje su comentario