Nociones básicas sobre contratos de trabajo

De interés
contrato de trabajos, diferentes contratos de trabajo, tipos de contratos de trabajo
0
Tipos de contratos

Las estadísticas indican que el nivel de empleo en España ha aumentado durante 2017. Y la tendencia podría mantenerse en los próximos dos años. Esta es una buena razón para que tanto los trabajadores como las empresas conozcan los diferentes tipos de contratos laborales que existen.

Un contrato de trabajo es aquel en el que empleador y el trabajador acuerdan que el segundo prestará determinados servicios a favor del primero bajo la dirección del empleador. Esto ocurre en condiciones previamente pactadas y a cambio de una remuneración para el trabajador.

Para que una persona pueda firmar un contrato laboral, es necesario que sea mayor de 18 años o menor de edad legalmente emancipado. Los menores de entre 16 y 18 años también pueden firmarlos si cuentan con autorización de sus padres o de quien se encuentre a cargo de ellos.

En cuanto a la formalización, se puede celebrar por escrito o en forma oral. Sin embargo, en algunos casos, la legislación establece obligatoriamente la celebración por escrito. Por ejemplo, en los contratos de prácticas, formación, para la realización de obras o servicios determinados, a tiempo parcial, a domicilio y por tiempo determinado y con una duración superior a las 4 semanas, entre otros.

Derechos y obligaciones de las partes

Todo contrato genera derechos y obligaciones respecto a las partes que intervienen. En el contrato laboral, los derechos del trabajador tienen su reverso en las obligaciones a cargo del empleador y viceversa.

¿Cuáles son los principales derechos del trabajador que, a su vez, son obligaciones del empleador? A recibir la remuneración pactada en tiempo y forma, a la ocupación efectiva durante la jornada laboral, a la no discriminación para acceder a un puesto determinado, a la integridad física y a la intimidad.

Por su parte, el trabajador también debe cumplir ciertas obligaciones, que se traducen en derechos del empleador. Por ejemplo, cumplir con las obligaciones propias del puesto, siguiendo las instrucciones del empleador; obedecer las medidas de seguridad e higiene que se establezcan; no competir con la empresa para la que trabaja; y contribuir a aumentar la productividad.

Los diferentes tipos de contratos laborales en España

La legislación reconoce 4 grandes tipos de contratos de trabajo. Dos de ellos se diferencian, exclusivamente, por su duración en el tiempo (indefinidos y temporales). Mientras que los dos restantes se caracterizan por su objeto y finalidad (prácticas y formación).

En los siguientes posts se analizan las características principales de cada categoría. También conocerás algunas de sus ventajas y qué modalidad corresponde utilizar en cada caso.